Los renovables ‘han ganado la carrera’ contra el carbón y empiezan a vencer al gas natural

  • Energías renovables

Mientras tanto, el presidente sigue sin tener idea sobre la revolución de la energía limpia.
JOE ROMMAR

Los costos de la energía renovable que rápidamente caen han volteado de cabeza a la economía energética en años recientes, con nuevas plantas de energía solar y eólica significativamente más baratas que la energía proveniente de la quema de carbón.

Pero investigaciones recientes muestran otro cambio importante que está en marcha: el costo de las baterías ha bajado tan inesperadamente rápido que las renovables más el almacenamiento en baterías son más económicos ahora que incluso las plantas de gas natural en diversas aplicaciones de acuerdo con un reporte emitido esta semana por Bloomberg New Energy Finance (BNEF).

BNEF analizó información de precios de más de 7,000 proyectos de energía en 46 países que incluyen 20 tecnologías, como carbón, gas natural, nuclear, almacenamiento en baterías, paneles fotovoltaicos y eólica.

Reportan que los precios de la electricidad “para energía eólica en tierra, paneles fotovoltaicos solares y eólica en mar han bajado 49 por ciento, 84 por ciento y 56 por ciento respectivamente desde 2010”. Los costos de almacenamiento en baterías de iones de litio han bajado 76 por ciento desde 2012 - se han desplomado 35 por ciento tan sólo en el último año.

La caída en estos precios ha sido una revolución global.

“Los paneles fotovoltáicos y la energía eólica en tierra han ganado la carrera para ser las fuentes más baratas” de generación de energía primaria en volumen en la mayoría de los países, explicó un analista de energía de BNEF.

Pero, como BNEF reporta, las baterías más la solar y la eólica “empiezan a competir, en muchos mercados y sin subsidio”, con las plantas de gas natural para “energía gestionable” que puede entregarse bajo demanda cuando la red la requiere en vez de solamente cuando el sol brilla o cuando el viento sopla.

El banco de inversión Credit Suisse enfatizó la misma tendencia en un reporte emitido este último diciembre. “La energía solar de a gran escala más almacenamiento ya es más barata que las plantas de gas de energía pico”, reportó en su momento.

De manera histórica, se han utilizado plantas de gas natural relativamente no eficientes para suministrar energía pico - por ejemplo, durante las olas de calor en verano cuando todos encienden sus aires acondicionados y la demanda de electricidad se dispara. Pero esas plantas de energía pico con frecuencia sólo funcionan diez horas al año, lo que significa que estás pagando por una planta de energía que permanece inactiva más del 90 por ciento del tiempo.

Sin embargo, la energía solar ya proporciona la mayor parte de su electricidad en momentos pico, que son el día y el verano. Entonces, como ha caído el precio de las baterías y la energía solar, los dos trabajando de manera conjunta cada vez más son la opción preferida de la energía pico gestionable.

En lugares como California, donde la energía solar ha tenido una gran penetración de mercado, la demanda pico ya cambió de medio día hacia temprano por la noche, cuando el sol se está poniendo. La energía solar con baterías que pueden almacenar energía hasta para cuatro horas ya pueden también cubrir la nueva demanda pico.

Además, como Bloomberg reportó el martes, la energía solar más almacenamiento tiene otras ventajas por encima de las plantas de gas de energía pico. Puede “proporcionar otros servicios” cuando la batería no se está usando para energía de pico, “como reducir fluctuaciones y flujos en la energía en las redes”.

Otro factor económico que trabaja en favor de las renovables es que los precios del gas natural son muy volátiles, mientras que existen proyecciones de que los precios tanto de las baterías como de la energía solar bajen continuamente.

Por último, los renovables más el almacenamiento serán cada vez más competitivos con el gas natural en más aplicaciones a medida que un mayor número de países adopte un precio a la contaminación del carbón que refleja todo su daño hacia la salud humana y a un clima habitable.
Los opositores republicanos de la energía limpia con frecuencia dicen que los combustibles fósiles son irremplazables porque la energía renovable no funciona todo el tiempo.

Tan sólo la semana pasada, el Presidente Donald Drumpf se burló de la energía eólica, diciendo: “Instalemos algunas turbinas eólicas — cuando el viento no sople, por favor apaguen la televisión queridos”. También se burló de la energía solar, indicando falsamente que “no es suficientemente fuerte y es muy, muy cara”.

Drumpf está ciego a la revolución de la energía limpia, demostrando la urgente necesidad de un presidente que realmente entienda tanto la ciencia del cambio climático como el negocio de la energía limpia. La cuestión no es si los renovables dejarán atrás al gas natural, sino si los gobiernos se asegurarán de que suceda lo suficientemente rápido para evitar una catástrofe.


Renewables 'have won the race' against coal and are starting to beat natural gas. (n.d.). Extraído de https://thinkprogress.org/renewable-energy-coal-natural-gas-a3828fd843cb/