Carta al gobierno de la República Mexicana - activistas asesinados

  • Call to action

Gobierno de la República Mexicana

Los jóvenes de Fridays For Future México nos sentimos consternados por el injusto asesinato de los activistas ambientales Homero Gómez González y Raúl Hernández, quienes dedicaron su vida a proteger a las mariposas monarca y los bosques que habitan en nuestro país.  Homero y Raúl lamentablemente se unen a la lista de decenas de activistas ambientales a quienes les han arrebatado la vida por asegurar el derecho de todos los mexicanos a vivir y desarrollarse en un ambiente sano, defendiendo el bienestar común y denunciando a los que querían beneficiarse individualmente de nuestros recursos naturales.

El asesinato de Homero y de Raúl son otra más de las pruebas de la descomposición social que vive México y la violencia cotidiana que muchos mexicanos vivimos. Es por esto que convocamos a todos los mexicanos a que trabajemos arduamente para el cese de violencia que vive nuestro país. Con especial mención, a los mexicanos que integran el poder ejecutivo de la República,  representado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, al cual le pedimos se tomen medidas urgentes para asegurar la vida de cientos de activistas que viven amenazados.

Nos sorprende que, aunque México sea uno de los países con uno de los mayores  números de asesinatos de activistas ambientales, el Senado de la República ha tenido nulo interés en legislar a favor de la seguridad de los mismos; prueba de ello la falta de interés por ratificar El Acuerdo Regional sobre el acceso a la información, la participación pública y el Acceso a la justicia Ambiental  en América Latina y el Caribe conocido como el Acuerdo de Escazú que el poder ejecutivo firmó el 27 de septiembre de 2018 ; por lo que le pedimos al Senado de la República la ratificación inmediata de el Acuerdo de Escazú y que las instancias responsables aseguren el cumplimiento de dicho Acuerdo.

El dilema es simple: si en México se continúa asediando, desapareciendo y matando con absoluta impunidad a los activistas ambientales, ¿quién protegerá a la naturaleza?
El problema es grave: si en México se continúa amenazando, desapareciendo y matando con absoluta impunidad a los activistas, ¿quién verá por el bienestar de la naturaleza y la mayoría de la población?